La cirugía percutanea minimamente invasiva en columna esta demostrado que es un procedimiento efectivo y seguro. En primer lugar reduce el dolor postquirúrgico, también reduce la posibilidad de transfusión por la poca perdida de sangre. Ademas minimiza el riesgo de infección al ser una cirugía cerrada y sobre todo la recuperación del paciente es mucho mas rápida, es por ello que el paciente logra ponerse de pie y empezar a andar enseguida. También disminuye el ingreso hospitalario.

Las cajas de titanio ultraporoso dan máxima estabilidad al segmento y permiten una rapida formación de puentes óseos logrando la fusion lumbar.
Ademas al no lesionar la musculatura disminuye la posibilidad de inestabilidad del segmento superior o inferior tras la cirugía.

Radiografia control artrodesis con tornillos y caja

Control intraoperatorio lateral