El sindrome iliolumbar se encuentra como una de las causas de dolor lumbar inespecífico. Muchas veces el dolor lumbar tras estudios y pruebas no se puede determinar de donde proviene. El ligamento iliolumbar es uno de los tres ligamentos vertebropélvicos que ayudan a estabilizar la columna lumbosacra con la pelvis. «Es un puente entre la apófisis transversa de L5 y la cresta iliaca» y «provee estabilidad anterolateral» según Namey.

Ligamento iliolumbar

Ligamento iliolumbar en rojo

El ligamento iliolumbar podría tener un papel importante en mantener la estabilidad de la columna lumbar en pacientes con discopatias, espondilolistesis y escoliosis. El síndrome iliolumbar es el resultado de inflamación, irritación, esguince o rotura del ligamento. Es importante valorar si el paciente con dolor lumbar y sospecha de que tenga este síndrome presenta asimetría en miembros inferiores, es decir una pierna más grande que la otra. Aparentemente la asimetría causa una mayor tensión en el ligamento iliolumbar.

Los pacientes suelen localizar bastante bien el dolor, incluso señalar la zona del dolor con un dedo. El dolor puede irradiar hacia musculatura lumbar superior, glúteo o incluso a región inguinal. El dolor empeora con el estiramiento del ligamento. Durante la exploración, si al realizar una extension lateral se produce dolor, debemos sospechar que estamos ante un síndrome iliolumbar.

¿QUE PRUEBAS PEDIR?

Podemos empezar con una radiografía simple de columna lumbar, para valorar alguna asimetría en el último segmento vertebral a nivel de las apófisis transversas. Pero muchas veces es necesario una resonancia de pelvis o incluso un TAC. Es muy difícil que en los informes de estas pruebas se mencione alguna alteración de este ligamento o de los huesos. En la gran mayoría de ocasiones si los pacientes son jóvenes serán informados como normal. Es importante que el especialista mire las imágenes y pueda comprobar si existe alguna diferencia aunque parezca sutil.

Flechas rojas: Ligamento iliolumbar

Paciente por encima de 40 años probablemente tengan diagnósticos de hernias y protusiones discales. Quizás algunos ya estén tratados por otros especialistas, pero vayan buscando segundas opiniones porque no mejoran del dolor. Algunos incluso ya operados, en los que el dolor persiste tras la cirugía. Aquí es importante una adecuada exploración y ver las pruebas de imagen.

Asimetría apófisis transversas L5 sindrome iliolumbar

Asimetría apófisis transversas L5

TRATAMIENTO SINDROME ILIOLUMBAR

El tratamiento varía dependiendo de las características de los pacientes, del tiempo que lleven con la dolencia y del tratamiento previo que han recibido. Puede ser tan simple como poner unas plantillas para reducir la diferencia de los miembros inferiores o tan complejo como una cirugía.

Sesiones de fisioterapia y rehabilitación suelen mejorar los síntomas de los casos leves a moderados. Los pacientes que presentan dolor intenso de larga evolución suelen requerir tratamientos como bloqueos, infiltraciones, incluso radiofrecuencia para mejorar sus síntomas.

Los casos de dolor más severo que no mejora con ninguna de las opciones previas debe considerarse la cirugía como una opción. Actualmente se puede realizar la cirugía de resección del ligamento iliolumbar de manera mínimamente invasiva con la cirugía endoscópica. LEER MAS

Si padeces de dolor lumbar y crees tener este problema, escríbeme y cuéntame tu caso info@especialistadecolumna.com