La coccigodinia es el  dolor en la zona del coxis y puede deberse a múltiples causas. Entre las causas principales las caídas, llamadas «culetazos» o caídas por las escaleras. Estas pueden desencadenar una fractura, luxación del coxis o ambas. Esta causa representa aproximadamente el 70% de todos los casos de coccigodinia. Los partos muy traumáticos o laboriosos también pueden generar dolor posterior del coxis. Existen otras causas mucho mas raras como la obesidad mórbida, tras infiltraciones epidurales caudales, infecciones o tumores.

¿Sintomas?

Sobretodo el paciente se queja de dolor al sentarse. el paciente tiene que adoptar posiciones de lado para evitar el dolor y muchas veces prefiere estar de pie que es cuando mejora la molestia. También puede presentar dolor al incorporarse y en pocas ocasiones al estar acostado boca arriba.

¿Qué pruebas son necesarias?

Para llegar al diagnóstico es necesario sobre todo una radiografía de pie y sentado, que es la forma de valorar cómo se comporta  y valorar si existe luxación o subluxación del coxis. También es necesaria una resonancia magnética de sacro-coxis para valorar el estado óseo, de ligamentos y partes blandas.

¿Tratamiento?

Si es una patologia aguda con inflamación ósea o fractura, será necesario una fisioterapia donde se incluya la magnetoterapia. Si el problema es por una luxación o subluxación, las manipulaciones sean externas o internas pueden mejorar los síntomas. Los fisioterapeutas realizan estas técnicas.

Si el dolor persiste se plantea infiltración de la zona sacrococcigea que se puede realizar con ecografo o en quirófano con rayos X.

¿Cuánto tiempo dura una infiltración?

El tiempo de duración de la mejoría tras la infiltración es variable. Si el dolor vuelve en un tiempo corto se puede plantear una nueva infiltración, pero si esta segunda dura poco tiempo(menos de un mes) ya no se considera volver a utilizar esta técnica.

¿Qué hacer si el dolor vuelve?

El siguiente paso para mejorar los sintomas en pacientes con coccigodinea es la radiofrecuencia del ganglio impar también llamado de Walther. Técnica descrita en 1990. Su ubicación anatómica es en la zona anterior de la articulación sacrococcigea, aunque existen variantes anatómicas.

Con esta técnica lo que se consigue es una mejoría mas duradera en el tiempo, que puede ser de hasta 2 años. Se atraviesa el ligamento con la aguja de radiofrecuencia o un trocar y se comprueba la localización con el contraste que debe dibujar el plexo en posición lateral(ver imagen). Tras el procedimiento se infiltra con anestésico y corticoides.

¿Cirugía?

La cirugia solo se realiza cuando los tratamiento previos han fallado, el resultado suele ser variable. Consiste en retirar el coxis (coxigectomía). La gran mayoría de pacientes con este problema mejoran sus síntomas sin necesidad de cirugía, siendo pocos los casos que necesiten de ella.

Si sufres de coccigodinia ponte en contacto.