La sacroilitis o sacroileitis es el dolor o inflamación de la articulación sacroiliaca, puede ser unilateral o bilateral. El dolor puede llegar a ser muy invalidante causando un importante deterioro en la calidad de vida de la persona que lo sufre. La sacroilitis o sacroileitis es una enfermedad que muchos especialistas desconocen o no quieren reconocerla.

Su diagnostico puede ser difícil, esto se debe a que se pueden superponer otras patologías y el dolor sea de causa mixta. Debido a esto los síntomas son sobretodo dolor en la parte inferior de la espalda, dolor en glúteos, dolor irradiado a los miembros inferiores. El dolor puede empeorar si la persona esta mucho tiempo sentada, de pie, subiendo o bajando escaleras, etc.

CAUSAS

Es importante una buena historia clínica, porque datos como embarazos, o caídas de propia altura (culetazos),  accidentes de trafico (golpes por detrás con el pie en el pedal) pueden dar la pista sobre el diagnóstico de esta enfermedad. Estos acontecimientos aunque hayan ocurrido tiempo atrás pueden tener relación con es desarrollo de esta enfermedad. Algunas enfermedades reumáticas debutan con una sacroilitis si el paciente es joven. La dismetría o tener una pierna mas larga que la otra, se asocia al desarrollo de esta enfermedad.

¿COMO SE DIAGNOSTICA LA SACROILITIS?

En el diagnóstico de la sacroilitis o sacroileitis la radiografía simple puede ser suficiente en casos avanzados, pero en la mayoría de los casos es necesario pruebas como la Resonancia Magnética Nuclear (RMN) o una Tomografía Axial Computarizada (TAC). Muchas veces las pruebas de imagen como la RMN o el TAC no son suficientes para diagnosticarla. En estos casos es necesario realizar una infiltración intrarticular diagnostica terapéutica para confirmar o descartar el diagnostico e iniciar el tratamiento. 

Esta patología suele estar asociada a otras enfermedades en la misma zona, por ejemplo artrosis de cadera, o patología de la columna vertebral, que puede llevar a los especialistas a intervenir al paciente y posterior a la cirugía el paciente persistir con los dolores. 

La infiltración sacroiliaca se puede hacer en quirófano con rayos X o en consulta con ecógrafo. Este procedimiento debe ser realizado por alguien con experiencia. Es importante además al realizar la infiltración entregar un cuestionario al paciente para valorar la mejoría los días o semanas siguientes al procedimiento.

Infiltración sacroiliaca guiada por RX

Contraste previo a la infiltración

TRATAMIENTO SACROILITIS

Una vez confirmada esta patología se debe iniciar el tratamiento. En la mayoría de los casos tras la infiltración los paciente permanecerán varios meses sin dolor o con molestias mínimas. Si el dolor vuelve es necesario tratamiento. El tratamiento varia desde terapia física, uso de ortesis específica, rizólisis con radiofrecuencia, rizotomía endoscópica o incluso la cirugía para fijar la articulación sacroiliaca cuando todo lo anterior falla.

Si sufres de sacroilitis o crees padecer de dolor sacroiliaco no dudes en ponerte en contacto en el siguiente enlace: CONTACTO

Si estas en madrid en nuestra web traumasalud.